¿Para quién? y ¿Para qué?

No solamente me haría la pregunta de ¿para quién? sino también ¿para qué?

La sociedad pide a gritos un nuevo estilo de política y principalmente un nuevo estilo de líderes políticos.

La confianza en nuestros líderes se encuentra en los mínimos más bajos de la historia y el valor más demandado por la sociedad se llama honradez, y precisamente estos dos valores “confianza y honradez” son la base imprescindible para abordar un proceso de coaching.

Nada tiene que ver la preparación de los líderes actuales con aquellos que hace apenas treinta años desarrollaron La Constitución y construyeron las bases para tener un país libre. Tampoco la sociedad es la misma y las personas que hoy desempeñan sus funciones en un cargo público, tampoco.

Las necesidades tanto de la ciudadanía como de los políticos han cambiado a un ritmo más vertiginoso que la propia sociedad. Hoy en día el objetivo principal al que se presenta un político se llama CONFIANZA y detrás de ella viene todo lo demás.

El entrenamiento de las habilidades y competencias así como la gestión de las emociones (soledad, falta de confianza, miedo, habilidades sociales, gestión de la traición, el doble compromiso partido vs ideas personales, etc.) son imprescindibles, en un marco político donde el pueblo exige a sus dirigentes que sean delegados sin derecho a pernada de la propia sociedad.

Si eres político, tienes un cargo público, si estás en el gobierno de un ayuntamiento, de una comunidad autónoma, en un partido, en la administración pública, en una institución y quieres mejorar, cambiar o desarrollar mejor tu vocación, con una premisa la confidencialidad, ponte en contacto conmigo


Related Posts with Thumbnails